En Lodbrok somos una compañía afianzadora, cuyo objetivo principal es otorgar garantías a título oneroso (beneficio, pago o contraprestación, que se genera de una relación jurídica). Dichas garantías son conocidas como fianzas, mismas que se venden a personas físicas o morales que las necesiten para celebrar algún tipo de contrato.


Una fianza, es una garantía que asegura el cumplimiento de una obligación o contrato. Cuando algún cliente, proveedor o entidad solicita una fianza, prácticamente lo hace para tener la certeza de que el contrato se cumplirá al 100%. Si por algún motivo no se cumple lo que se pactó, la afianzadora paga al acreedor o beneficiario de la póliza lo establecido en la misma, a su vez, el fiado debe de pagar a la afianzadora.


¿Quiénes intervienen en el proceso de contratación de una fianza?

Dentro de las afianzadoras, el proceso de contratación dependerá del tipo de contrato que se quiera llevar a cabo, así como de las características de la persona que desea adquirirla.

Los acuerdos que se realizarán dentro de la póliza y el contexto económico bajo el cual se desarrolla el sector, también son factores que impactan el proceso de emisión de una fianza.