Una póliza de fianza garantiza que si el fiado, ya sea proveedor o contratista, no cumple con la obligación que asumió, la afianzadora responderá por el fiado.

Una fianza brinda la certeza de que atrás de esa póliza, se encuentra una persona moral solvente, que hará frente a la obligación que su fiado asumió.

En caso de que se presente un incumplimiento de contrato, la compañía afianzadora realizará el pago correspondiente al beneficiario, siempre y cuando, éste cumpla con las formalidades que indica la Ley.

Si todo está en orden, el beneficiario podrá tener la seguridad de que recibirá la indemnización correspondiente, ya que la persona moral que asumió la obligación por el fiado, es una empresa con solvencia previamente comprobada, lo que permite a la fianzadora indemnizar al beneficiario por el importe indicado en la póliza de fianza.  

Artículo creado con información de barron.com.mx.