¿Qué es un juicio de desahucio? Se trata de un procedimiento jurisdiccional donde se solicita la desocupación de un inmueble arrendado debido la falta de pago o incumplimiento de la renta.

Con este trámite el dueño del inmueble puede reclamar el pago de todas las mensualidades pendientes y de las que se sigan generando hasta que se desocupe el inmueble.

A través de un juicio de desahucio no se puede reclamar el pago de cuotas de mantenimiento, servicios o solicitar una pena convencional. Ya que el objetivo es que el inquilino moroso salga del inmueble.

Este tipo de juicio no es válido en todo el país, y depende del código de cada estado. Sin embargo, se puede tramitar después de dos mensualidades vencidas.

Procedimiento de un juicio de desahucio

Una vez ingresada y admitida la demanda, se necesita que el arrendatario brinde las pruebas o justifique estar al corriente con el pago de las rentas reclamadas, o realizar el pago.

En caso contrario, se le dará un plazo para desocupar el inmueble, esto dependerá del tipo de contrato y uso de suelo.